Servicios ofrecidos por las empresas de mudanzas en Madrid

La ventaja de realizar una mudanza con una empresa profesional consiste en que el cliente no se tiene que preocupar ya de mucho el día de la mudanza. Simplemente hay que acordar previamente dónde irán las cajas y los muebles e indicarle al personal con qué objetos deben tener especial cuidado para que lo tengan en cuenta a la hora de embalar y empaquetar los bienes. A continuación hay una lista de servicios que ofrecen las empresas de mudanzas en Madrid.

Servicios opcionales ofrecidos por las diferentes empresas de mudanzas

Embalar y empaquetar objetos y muebles de forma profesional para protejerlos contra daños durante el traslado y transporte. Para ello las empresas disponen de todo el material necesario, tanto de material de embalar y cajas, cómo de los medios de transportes necesarios (camiones, furgones, gruas, plataformas elevadoras, etc.).

Desmontar muebles pesados o grandes es otro servicio ofrecido por las empresas de mudanzas ya que desmontar muebles facilita, en muchas ocaciones, el transporte de éstos. Para el desmontaje, los trabajadores disponen de todas las herramientas necesarias. Aun así es necesario comentarlo a la hora de pedir un presupuesto para una mudanza.

Después del traslado, una vez llegado al nuevo destino, se pueden volver a montar muebles desmontados previamente. Esto ahorra al cliente tiempo valioso y mucho trabajo innecesario. El cliente puede, de esta forma, comenzar directamente a preparar el nuevo piso o la casa a su gusto sin tener que volver a leer otra vez instrucciones de montaje de muebles.

En muchos casos, a la hora de organizar una mudanza en Madrid u otra ciudad, es necesario realizar algunas tramitaciones de permisos para el día de la mudanza. En calles en las que es difícil aparcar es necesario reservar una plaza de aparcamiento delante del piso y en algunos casos será necesario cortar una calle o preparar una señalización adecuada. Las empresas de mudanzas pueden ocuparse de esos tramites (ayuntamiento o tráfico) para que el cliente no se tenga que preocupar de nada.

Elegir el camión o la furgoneta adecuada así cómo otros vehículos (grúas o plataformas elevadoras) es otra parte fundamental a la hora de realizar un traslado. No hay peor cosa que alguilar un camión demasiado pequeño y no poder realizar la mudanza tal cómo planeado al no haber bastante espacio en el camión para mudarse. Un error de éste tipo puede costar tiempo, nervios y dinero. Para ello es recomendable hablar antes con la empresa de mudanza para que asesoren al cliente.

Muchas personas prefieren realizar una mudanza ellos mismos, pero es recomendable dejarse ayudar por personal profesional y cualificado ya que el traslado se hace en menos tiempo y uno no tiene que levantar tantas cajas o maquinas pesadas cómo lavadoras. El personal de empresas de mudanzas tiene más experiencia en mudanzas que una persona individual. Tener claro los servicios que se quieran contratar es importante a la hora de pedir un presupuesto para una mudanza.